Análisis sobre la ley Wert

Anàlisi de la llei realitzada per l'STEPV de la Vega Baja.

21 / 10 / 2012 | STEPV vega baixa lomqe josé ignacio wert anàlisi

Una premisa: Qué se puede esperar de una Ley que se promulga con el objetivo de mejorar el fracaso escolar y lo primero que hace, incluso antes de ponerla en vigor es maltratar a los agentes basicos y activos de la Ley:
A los estudiantes, con el aumento de ratios, aumento de las tasas de la matricula universitaria, recortes en el transporte escolar, disminución de becas de comedor, que mantiene las bajas del profesorado sin cubrir durante largo tiempo y no los tiene en cuenta en absoluto a la hora de aportar algo sobre la futura Ley.
El Gobierno no se preocupó a la hora de urbanizar salvajemente, dejo hacer a los especuladores y a los agentes urbanizadores lo que quisieron y ahora niega el transporte escolar al tiempo que financia a centros concertados que transportan a niños y niñas de edades tempranas a más de 20 ó 30 km de su lugar de origen, con el desarraigo y desclasamiento que genera con los niños de su misma edad de su barrio y de su localidad.
No ayudar al comedor escolar pone en peligro a muchos niños y niñas que la única comida que tienen garantizada es la que realizan en el colegio.
Recortar en los libros de texto y cerrar las bibliotecas públicas, abriendolas en horario poco adecuado para los niños y niñas que estudian, no es la mejor manera para ayudar a corregir el deficit en lectura que padecemos.
A los docentes, pues ha dejado al conjunto de trabajadores-as de la enseñanza pública a los pies de los caballos ante la sociedad, no reconociendo su trabajo y denigrando su imagen. Todo esto se traduce en una desmotivación y falta de ilusión a la hora de afrontar tan noble tarea.
Aumenta la ratio en las aulas y deja en el paro a un gran número de compañeros y compañeras con muchos años de experiencia docente.
Deja sin perspectiva ni futuro a los que estudiantes que se preparan para la docencia.
Arruina el salario y las condiciones laborales de los enseñantes y trabajadores de los centros.
Realiza un proyecto de Reforma al margen de los profesores-as sin tener en cuenta su opinión y su experiencia.
A las familias. No las tiene en cuenta para nada. Les deja sin medios que compensen las desigualdades entre pobres y ricos.
Hace desaparecer o reduce las ayudas a los libros de texto, transporte, comedor, etc.
Potencia una educación superior tremendamente cara, a la que solo podrán acceder los que provengan de familias de economía muy alta y alumnos tremendamente cualificados.
Subveciona a centros que segregan por sexo, por condiciones sociológicas, por condiciones psiquicas y al mismo tiempo convierte algunos centros de la enseñanza pública en guetos de inmigrantes o de familias desestructuradas.
Con este panorama deberia sobrarnos para entender que la LOMCE lo único que pretende es profundizar en las desigualdades, dificultar el acceso a la educació superior a las clases más humilides y dejarla solamente para algunos niños muy bien dotados intelectualmente y los economciamente solventes.
Pretende acabar con el valor compensador, emancipador, e igualitario que toda Ley de Educación Pública debe tener.
Si recordamos el momento histórico en que el Estado quiso poner en valor la educación pública (durante el período de la II Republica) se hizo todo lo contrario: Situó a los alumnos y alumnas como el gran futuro y la esperanza de un pais y al mismo tiempo tuvo un reconocimiento social, etico y económico hacia todos los que trabajaban en la enseñanza pública.
Desmenuzar el anteproyecto de Ley que nos presentan me genera profundas dudas, porque me siento complice de pensar que todo lo expuesto anteriormente, no tiene la suficiente solidez para demostrar la mala intenció del redactor de este anteproyecto de Ley.
Acabar en la Etapa de Educación Primaria con una asignatura como EpC, es poner fin al primer objetivo que la Escuela Pública debe tener, que es formar o ayudar a formar, junto a las familias a los futuros ciudadanos-as. Debemos impedir este intento. Recordar que todos los que nos oponíamos al Régimen franquista, hicimos todo lo que pudimos para introducir los valores de EpC en asignaturas transversales, unidades didácticas o con celebraciones como la Paz, el Medio Ambiente, etc.
Otro gran objetivo de una Ley de Educación debe ser compensar todas las deficiencias y desigualdades que en la educación existen entre hombres y mujeres; todos y todas somos seres iguales y libres que podemos aspirar conjuntamente un día, a conseguir un mundo más justo sostenible y respetuoso con todos los seres que existen en la Tierra.
Me detengo en leer este anteproyecto de ley por una obligación puramente personal, pues todo aquello sobre lo que se quiere opinar hay que conocerlo. Pero hasta esa divulgación, hasta ese derecho a conocer sobre lo que nos va a afectar, nos ha sido cercenado pues no se ha mandado ejemplares a los centros, a las familias y a los estudiantes para debatir y hacer enmiendas que enriquezcan un proyecto que quiere tener vida durante un tiempo.
No se puede permitir que la evaluación continua deje de tener el valor que tiene y sea substituida por las Revalidas, con la pretensión de:

  • Unificar a los alumnos como si todos fueran iguales a través de pruebas iguales.
  • Acabar con la libertad de cátedra de todos los docentes, al imponer un curiculum uniformador e ideológico a lo largo de todo el proyecto educativo.
  • Dotarse de unos tribunales evaluadores externos que no conocen a los alumnos-as, sus condiciones sociales y su entornos y sí que conocen bien las directrices de los que les mandan.
Una Ley que concibe el progreso y la prosperidad en la competitividad y no en la cooperación.

Parte de la premisa de que los resultados se obtienen exclusivamente del esfuerzo de los alumnos y no los relaciona en absoluto con la inversión en educación, número de profesores-as, ratios, número de centros, ni siquiera con las consiciones sociofamiliares que se dan en el conjunto de la sociedad.
Aunque habla de compensar desigualdades. Me pregunto cómo pretende hacerlo: aumentando la ratio, disminuyendo el número de profesores de los centros, cubriendo las bajas del profesorado mal y tarde, disminuyendo las becas de transporte y comedor, haciendo más dificil alcanzar una beca, o generando una desesparanza total entre el profesorado. Este no es el camino.
Hay centros que desde 2006 no tienen aula de tecnología ni informática algo que genera mas desigualdades para los que no tienen esos medios en casa.
Basa el éxito en la evaluación externa, en la simplificación de las materias apostando por las instrumentales exclusivamente. Controles a alumnos, profesores, centros, prima a los mejores pero sin una evaluación de la gestión política de la Escuela.
El motivo de la Reforma aparentemente es fruto de la evaluaciones externas a nuestro Estado, Europa, el mundo, informe PISA. No existe en nuestro pais un mecanismo mixto interno y externo que nos de una evaluación real de nuestro sistema educativo. Para qué la Consellerias, la inspección, el MEC, Ayuntamientos y Consejos escolares, municipales y de centro. Todo esto para qué si no para evaluar nuestro sistema educativo, detectar sus carencias y corregirlas hasta alcanzar una mejor calidad educativa.
Es interesante analizar el porcentaje de abandono escolar cifrado en un 26,5% similar al del paro, esta relación nos puede aclarar la situación a la que nos someten los países más poderosos de Europa y que tal vez sea la de ser proveedores de mano de obre barata. Esta claro que nuestro porcentaje de fracaso escolar es muy parejo a los porcentajes de fracaso social.
Segrega al alumnado sacando pronto del carril central a la mayor parte de los alumnos-as.
En el mundo rural y urbano entre la clase obrera, ¿se pueden mejorar los resultados y aumentar los niveles de lectura? No creo que sconsiga cerrando bibliotecas de centros, barrios y ciudades (Orihuela es un ejemplo de lo que persiguen estos fariseos). Por otro lado no se han apoyado para nada los grupos de literatura infantil y juvenil que de forma altruista han funcionado en el sur del pais valenciano.
Revalidas. Nadie se acuerda de ellas, son evaluaciónes externa, no continua, que fuerza la libertad de catedra y centraliza el curriculum basico a nivel de Estado. Al mismo tiempo conceden o no los títulos sin tener en cuenta para nada los dos tres años de trabajo que el profesorado lleva con sus alumnos.
La ley habla de aumento de la Autonomia de centros, pero todas las directrices van encaminadas a lo contrario:

  1. Elección de los cargos derectivos por parte de la administración. No ha habido recorte económico alguno en función del cargo.
  2. Establece un diseño curricular casi cerrado por la Administración Central. Poco queda para el claustro de profesores-as.
  3. Nada sabemos de la financiación de esta Ley.
  4. Evaluación al margen de las directrices del claustro.

La práctica elección de los directores-as y de los equipos directivos, es acabar con la condición de referente natural del director-ra como la persona elegida por la comunidad educativa.
Debemos oponernos con nuestras fuerzas a la carrera docente en la versión del estatuto del profesorado. Crear más desigualdades entre compañeros de un mismo claustro lo único que genera es tristeza.

TAMBÉ ET POT INTERESSAR

{related_entries id="noticia_relacionada"}

Análisis sobre la ley Wert

{/related_entries}